T.I.C. en salud: al alcance de todas las tipologías profesionales.

Son muchos los profesionales de la salud que optan por ejercer como autónomos abriendo su propio consultorio o centro sanitario o visitando a sus pacientes y clientes a domicilio.

Se trata de una buena alternativa para desempeñar el ejercicio de esta profesión, y aunque toda empresa precisa de un estudio y un análisis previo para aumentar sus probabilidades de éxito, a este caso se le suma la dificultad de la actuación en solitario.

Las tipologías en el caso de este colectivo y como profesionales liberales son variadas.

Hablamos, por ejemplo, del médico de familia, al que llamamos “de toda la vida”. Ese doctor que nos visita en su propio domicilio a horas convenidas, al que le asiste una recepcionista o una enfermera que, en muchos casos, asume las dos funciones.

Nos referimos también al médico rural que atiende a enfermos de varias poblaciones colindantes, siempre a punto por si surge alguna urgencia en cualquier punto de la comarca, o al fisioterapeuta que visita y trata a domicilio, o al masajista terapéutico, o a la clínica odontológica familiar, o al logopeda escolar…

Es obvio que todos ellos, por sus características, asumen un número de pacientes mucho más reducido que una gran clínica, una policlínica o un centro multidisciplinar, pero, a parte de este hecho diferencial en cuanto a flujo de pacientes, la profesionalidad, la calidad asistencial y la competencia terapéutica son las mismas y, por tanto, al seguir pautas muy similares, tienen las mismas necesidades, principalmente a la hora de gestionar sus centros o de coordinar su trabajo.

Afortunadamente, las aplicaciones móviles, los servidores en la nube, Internet…, en definitiva, las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), se han puesto desde hace tiempo al servicio de la salud y al servicio de todos los actores sanitarios, sea cual sea su envergadura; sea cual sea su disciplina.

Por tanto, actualmente, las posibilidades están al alcance de todos e independientemente de las características físicas o de ubicación del punto de asistencia, la intercomunicación entre profesionales, los beneficios en calidad y seguridad y la economía en tiempo y acciones en pro de la rapidez y la fiabilidad hacen posible que se nivelen los recursos que demanda la profesión y el paciente.

En gestión de centros y consultas, las TIC “también han venido para quedarse” y ya son pocos los profesionales, sea cual sea el tamaño y las proporciones de su negocio que aún no se han subido a la nube para gestionar sus agendas, recibir las peticiones de cita online, gestionar su cartera de pacientes, realizar la gestión completa de las visitas, generar informes, gestionar imágenes y documentos…

Grandes avances para todos.

Estamos a tu disposición.

 

Publicado en Editorial Etiquetado con: ,
Ir al inicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al boletín de DASI Informática!

Enlaces

dasieclinic

Facebook
Twitter
Youtube
LinkedIn