La filosofía en la medicina. Frases que perduran en el tiempo (I) Cuerpo y alma.

Una de las frases que más ha perdurado a lo largo del tiempo, en el ámbito científico es, sin duda, la de “hoy, las ciencias adelantan que es una barbaridad”.

Una frase sencilla, nacida de una estrofa de una zarzuela del siglo pasado, que a través de los años va perpetuando su sentido y no pierde vigencia y sobre todo en salud.

Cambian los tiempos, aparecen nuevas enfermedades, otras mutan, algunas acaban erradicándose, otras se vuelven crónicas, otras pierden efectividad, cambian las nomenclaturas, cambian las terapias, se avanza en farmacología, en técnicas, en instrumentación… y las estructuras médicas se modernizan y se adaptan a los nuevos modelos y a las nuevas tecnologías. Pero hay movimientos, corrientes, pensamientos y, sobre todo frases, que permanecen a través de los tiempos y que cuando los analizamos desde la perspectiva temporal nos resultan, como menos, impactantes por su vigencia.

Este artículo es solo fruto de una pequeña observación, sin ninguna pretensión filosófica ni científica que pretende compartir un ejercicio de reflexión a partir de frases y pensamientos que, hace mucho tiempo (siglos incluso), pronunciaron o escribieron científicos, médicos, pensadores y filósofos, sobre el tratamiento de una enfermedad o dolencia a partir del estudio del paciente como ente individual y sus circunstancias. Son frases tan lejanas en el tiempo pero tan actuales en contenido que creemos que merece la pena prestarles unos minutos de atención, aunque solo sea, por curiosidad.

Decía William Osler, considerado “El padre de la medicina moderna” en el siglo XIX:- «El buen médico trata la enfermedad; el gran médico trata al paciente que tiene la enfermedad».

O Maimonides, en el siglo XII:- «El médico no debe tratar la enfermedad, sino el paciente que sufre de ella.»

O Robert Owen, pensador y empresario británico del siglo XVIII y considerado el padre del cooperativismo:- «Los médicos saben que la salud de una población no se obtiene o mantiene con los medicamentos, que es mucho mejor, más fácil y prudente adoptar medidas preventivas para evitar enfermedades.»

O L.A. Séneca, filósofo romano,  4 a. C.-a 65 d. C.:- «No puede el médico curar bien sin tener presente al enfermo.»

O José Narosky, escritor argentino s. XX:- «El médico que no entiende de almas no entenderá cuerpos.»

O Marco Tulio Cicerón, orador, político y filósofo latino 106 a.C.- 43 a.C.:- «El médico competente, antes de dar una medicina a su paciente, se familiariza no sólo con la enfermedad que desea curar, sino también con los hábitos y la constitución del enfermo.»

Si conoces alguna frase célebre o inédita sobre este contenido o quieres opinar o hacer alguna reflexión sobre las que hemos expuesto, esperamos tu comentario.

Publicado en Editorial Etiquetado con: , , ,
Ir al inicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al boletín de DASI Informática!

Enlaces

dasieclinic

Facebook
Twitter
Youtube
LinkedIn