Cuando acudir al médico no era, «solo eso»

DASI-management-logoHace tan solo unas décadas, uno percibía la figura del médico como algo propio y tan cercano que,  en ocasiones, ni se reparaba en que no nos pertenecía, en exclusividad.

Acudíamos al médico “de toda la vida”; un especialista en casi todo, fuente de sabiduría clínica que conocía tan al dedillo nuestras enfermedades como nuestras intimidades y las de toda nuestra familia. Decía el refrán:»Un médico no es un buen médico si sólo de medicina sabe».

Se trataba de un profesional que transmitía seguridad, con la que se podía conversar tranquilamente. En muchas ocasiones actuaba de confidente , al cual acatábamos con total confianza su diagnóstico (incluso le permitíamos cierto margen de error, si no era muy relevante), que acudía a nuestro domicilio y al que nunca le reprimíamos si tardaba más de lo previsto.

La misma confianza profesábamos a su enfermera, una profesional que, a parte de asistir al doctor en su ejercicio profesional, desempeñaba a la vez  labores de secretaria, de recepcionista y de administrativa y a la que siempre teníamos como referente. Esta no es la percepción que tenemos ahora, por regla general,  cuando acudimos al médico, pero no por ello nos sentimos más inseguros ni menos atendidos. Se trata solo de una modificación en la percepción como pacientes.

Los avances científicos y tecnológicos han supuesto un cambio en el ejercicio de la medicina y en su atención al paciente. El valor de la especialidad se ha impuesto al de la globalidad y permite enfrentarse a una gran variedad de particularidades concretas que antes eran impensables y que hacen, del diagnóstico médico, una capacidad más eficiente.

Y es que, de la misma manera que los avances académicos y los descubrimientos científicos han evolucionado nuestras exigencias y niveles de satisfacción también se han ido adaptando. Ahora ya no nos vinculamos tanto a un profesional concreto (a no ser que las características de nuestra atención sanitaria nos lo exijan), si no que buscamos el «mejor profesional» o «el mejor centro», desde una visión muy subjetiva y a través de  referencias y referentes externos (información por Internet, recomendaciones de familiares o amigos, valoraciones en las redes sociales… etc.) y nos dejamos aconsejar e informar para poder manejar nuestra dolencia desde el conocimiento de nuestra propia enfermedad.

Quizás, hoy en día, pensamos que el trato con el paciente no es tan directo como antes pero lo que sí que podemos asegurar es que las mejoras en la intervención médica, el progreso y los conocimientos adquiridos que suponen los avances en salud, no ha ido, en absoluto, en detrimento de la atención afectiva ni del amparo personal que ahora nos dispensan nuestros profesionales.

Tanto a unos como a otros, aunque cambien las exigencias, las necesidades y el progreso se imponga, les manifestamos nuestra mayor admiración por la labor realizada y la dedicación vocacional.

Dasi Informàtica

 

 

 

 

 

Publicado en Editorial
Ir al inicio
3 Comentarios en “Cuando acudir al médico no era, «solo eso»
  1. Miquel Pros dice:

    Como médico vocacional agradezco este delicioso artículo porque pone énfasis en la relación paciente-médico que considero fundamental para tener un buen resultado en su curación.

    • dasi dice:

      Buenos días Dr. Pros.

      Agradecemos su comentario y nos reafirmamos en que, en la disciplina médica, es fundamental esta relación de afecto, que ayuda al paciente a mejorar en todos los estadios de su dolencia y hace que se sienta acompañado.

  2. Santos dice:

    Felicidades por el artículo tan completo. Pertenezco a un gran cuadro medico desde hace años y lo cierto es que es una de las profesiones más humanas. El paciente es la prioridad https://www.cuadro-medico.net/adeslas-cuadro-medico/adeslas-cuadro-medico-seniors/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Suscríbete al boletín de DASI Informática!

Enlaces

dasieclinic

Facebook
Twitter
Youtube
LinkedIn